Conceptos fáciles para comprender las monedas virtuales usadas como inversión.

El mundo de las criptomonedas, pese a no ser un concepto nuevo, en los últimos meses adquirió mucha notoriedad y masividad. 

Se trata de una forma de inversión cada vez más extendida en Argentina. Según el diario Ámbito Financiero, al menos un millón de argentinos compró criptomonedas en los últimos meses como una forma de intentar preservar el valor de la moneda o ganar.

Las criptomonedas o monedas digitales, pueden usarse como un medio de intercambio (como el dinero físico) o como reserva de valor. 

Durante el 2020, muchos inversores las vieron como una forma de protegerse contra la emisión de dinero circulante que muchos bancos centrales del mundo llevaron a cabo para poder hacer frente a la pandemia. Se especulaba que dicha emisión haría caer el poder de compra de divisas, incluido el dólar. Por ello muchas, muchas personas adquirieron monedas digitales en forma defensiva y de previsión.

Una criptomoneda no existe físicamente y no es controlada por ningún gobierno.  Por esto, muchas veces es susceptible a las especulaciones de compra y venta de los inversores, haciendo que el valor de la misma suba y baje constantemente. Sin embargo, pese a que no está controlada, muchos inversores la consideran una moneda segura, incluso superando al oro, el tradicional método de resguardo.

Invertir en estas monedas digitales es similar a invertir en la bolsa. Están quienes hacen trading, es decir, especulan con el valor del activo para comprar o vende. Así, si una criptomoneda se desploma, este tipo de inversor compra con la esperanza o el conocimiento de que luego habrá una subida. Si esta subida ocurre, podrá vender las criptomonedas que compró y ganar la diferencia.

Quienes hacen holding apuestan a largo plazo. Algún inversor que compre Bitcoin, la criptomoneda más popular, espera que en 10 años el valor del activo se multiplique por diez. No busca tener un rédito económico inmediato, sino que opera como una inversión a largo plazo. Esto último es comparable a comprar dólares y tenerlos guardados por largos años. La lógica es la misma.

La criptomoneda más conocida es Bitcoin. Pero no es la única. En Argentina, algunas de las criptomonedas más importantes son Ether (ETH), Cardano, Binance Coin y XRP, entre otras.

Existen sitios que funcionan como casas de cambio de criptomonedas, donde es posible abrir una cuenta o billetera virtual a través de la cual se pueden comprar, vender o guardar bitcoins. En Argentina son varias las empresas que ofrecen este servicio. Las más utilizadas por los argentinos son Ripio, Binance y Satoshi Tango.

Redacción
Redacción
Periodista / Asesor de Prensa & Difusión / Director Periodístico Tecno & Medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.