Cómo participar de la competencia que elegirá a las emprendedoras más innovadoras de América latina

WeXchange es una iniciativa desarrollada por el Laboratorio de Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el apoyo de Microsoft. La búsqueda apunta a startups de tecnología y ciencia fundadas por mujeres y con un modelo de negocio escalable en la región y el mundo. La ganadora accederá a mentorías, tecnología y contactos para desarrollar o expandir sus proyectos

Por Desirée Jaimovich para Infobae

WeXchange es un foro de emprendedoras de América Latina y el Caribe que apunta a potenciar las startups creadas o lideradas por mujeres en las áreas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática por sus siglas en inglés). Se trata de la séptima edición de esta iniciativa del BID Lab (Laboratorio de Innovación del Banco Interamericano de Desarrollo) que ya reunió a más de 1.600 emprendedoras de 24 países desde que se comenzó a realizar, en 2013.

Este evento, que cuenta con el apoyo de Microsoft, tiene como objetivo que las emprendedoras puedan ampliar su red de contactos, acceder a mentorías, tecnología e inversiones para desarrollar o expandir sus proyectos en la región y el mundo.

En el marco de un encuentro que se hizo en las oficinas de Microsoft en Buenos Aires, se recordó que la iniciativa para presentar propuestas está abierto hasta el 31 de julio, aunque podría extenderse unos días más. En caso de que así sea, se comunicará desde la página de WeXchange.

Quienes estén interesadas en postularse deben ingresar a este sitio y seguir los pasos que allí se indican. Las 6 finalistas seleccionadas luego del cierre de inscripción viajarán al foro WeXchange, que se hará el 13 y 14 de noviembre en Asunción, Paraguay. Allí, harán su presentación (pitch) ante un jurado de inversores internacionales.

¿Quiénes pueden postularse? 

Estas son las características que deben tener las startups, según se menciona en el sitio de WeXchange:

Contar con al menos una mujer dentro del equipo fundador, quien presentará y postulará el proyecto.

Tener un alto componente tecnológico o donde la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) sean piezas clave.

Contar con operaciones en América Latina y/o el Caribe.

Tener por lo menos un MVP (mínimo producto viable) y tracción en el mercado.

Ofrecer modelos de negocio altamente escalables a nivel regional/global y alto potencial de crecimiento e impacto.

Haber recibido menos de USD 1 millón de dólares de financiamiento y haya sido creada en los últimos 4 años

Otros requisitos:

Cada postulante puede presentar sólo una compañía; comprometerse a estar disponible durante el período de desarrollo del proceso de preselección y selección, así como también a la preparación y mentoring en caso de ser seleccionadas. A su vez, deberá estar dispuesta a viajar para participar de la competencia final que se hará el 13 y 14 de noviembre en Asunción, Paraguay, tal como se mencionó anteriormente.

Qué recibe la ganadora:

Un jurado internacional elegirá a quien considere la emprendedora más innovadora y dinámica de la región. Esta persona recibirá mentorías personalizadas y grupales, para resolver temas importantes en su empresa.

También tendrá posibilidad de hacer networking con personas destacadas en el ecosistema emprendedor; y a asistir a sesiones de formación práctica guiadas por expertos internacionales y emprendedores con experiencia.

“Este año Microsoft va a organizar una agenda para que la ganadora visite nuestro Microsoft Reactor en San Francisco. Tendrá una semana de charlas, mentorías y asesoramiento de especialistas que ayudarán en el desarrollo de sus compañías”, adelantó Mariano Amartino, director de Startups para Microsoft.

Las mujeres en el contexto emprendedor

“La idea es democratizar el acceso al financiamiento para emprendedoras que tienen startups de tecnología y en el último tiempo también se focalizó en empresas del área STEM, porque son compañías con un alto potencial de crecimiento”, explicó Susana García Robles, jefa de la Unidad de Inversión del BID Lab, durante el encuentro, del que participó Infobae.

El acceso a capital es uno de los principales obstáculos de las mujeres al momento de emprender. Y esto está vinculado a la capacidad de networking y de tender redes en el ecosistema emprendedor.

El nivel de exposición internacional de las mujeres que emprenden es mucho menor que el de los hombres: ellos alcanzan el 60%, mientras que ellas se quedan en el 35%.

En el momento de empezar un negocio, hombres y mujeres buscan apoyo en sus círculos más cercanos, pero a medida que las compañías crecen, el 78% de los hombres tiende a expandir sus fuentes hacia redes externas, algo que solo hace el 65% de las mujeres, según datos de BID Lab.

En el marco del encuentro estuvieron dos mujeres emprendedoras que prestaron su testimonio para ilustrar cómo vivieron el proceso de emprender en un contexto cambiante y repleto de desafíos.

Una de ellas fue Victoria Simón, que es cofundadora y CMO de Alquilando.com, una plataforma digital de soluciones tecnológicas y financieras para alquileresinmobiliarios, que simplifica la gestión. En 2016, Victoria fue reconocida por WeXchange y BID Lab como una de las mujeres emprendedoras STEM más innovadoras de la región: quedó preseleccionada entre las 6 finalistas. Más adelante, Alquilando recibió premios internacionales como Seedstars World (Suiza 2017), BBVA Open Talent (Madrid 2018) y es una de las flamantes Promesas Forbes 2019 en Argentina.

“Participar de esta iniciativa me ayudó a conocer emprendedoras de todo el mundo, conectarme con mentores y especialistas muy calificado”, destacó Victoria. Para ella lo más valioso fueron las puertas que se abrieron en todo el mundo y la posibilidad que esto trabajo de aprender de pares y expertos.

También estuvo presente Sally Buberman, que es cofundadora y CEO de Wormhole, una iniciativa que ayuda a empresas, gobiernos e instituciones a crear, gestionar y administrar sus procesos de transformación digital en el área de recursos humanos, ya que se basa en la idea de que el desarrollo de las personas es la clave del éxito de las compañías.

Cup. Sally fue reconocida como Emprendedora Endeavor y premiada múltiples veces por sus logros en los negocios y la innovación con un fuerte impacto en la educación. También participa como mentora y jueza internacional en competencias e incubadoras tales como Microsoft Imagine Cup.

Wormhole se fundó en 2007 y el puntapié inicial fue Imagine Cup, una competencia de Microsoft. Para ella, uno de los desafíos más grandes en ese entonces fue animarse a hablar ante una audiencia para presentar su proyecto. “Era la única mujer del grupo de cofundadores de ese momentos y todos mis socios me incentivaron a que fuera yo la que diera el pitch, aunque yo no quería”, contó. Y dijo que para ella eso era muy difícil por su timidez pero que valoró que la hubieran impulsado a hacerlo.

Hablar ante un jurado, exponer una idea, defenderla y convencerlos de que ese proyecto es valioso requiere de cierto coraje. Y no es menor, sobre todo cuando está instalado el miedo a fallar. “Pero los errores son también parte del camino”, analizaron en el encuentro.

“No solo hay que ver el índice de fracaso sino también por qué se fracasó. Muchas veces algunos emprendedores se reinventan y arman otra compañía con nuevos socios”, analizó García Robles. Y añadió que en América Latina se viene viendo un crecimiento de la presencia de mujeres en el mercado emprendedor y que será una de las regiones va a liderar esta tendencia en los próximos años. “Hoy, un 30 por ciento de las más de 1000 empresas fintech en Latinoamérica y Caribe tiene una mujer en un cargo alto”, concluyó.

Matias Gonzalez
Matias Gonzalez
Periodista / Asesor de Prensa & Difusión / Director Periodístico Tecno & Medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *