Una gran nota de Marcelo Lozano (General Publisher IT Connect Latam) para IT CONNECT al  Subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos en Ministerio de Producción de la Nación, Carlos Pallotti, explica como Argentina esta cambiando su matriz productiva. Muy Interesante. Aquí la nota!

Argentina ha golpeado la puerta de la economía del conocimiento con la intención de comenzar a transformar la matriz productiva nacional, posicionando al país como un jugador de peso global en el mundo tecnológico a futuro.

Pareciera que Carlos Palloti, encara una lucha con ribetes épicos. Su trabajo para transformar la matriz productiva de Argentina, tiene la sana intención de crear espacios para ganar puestos de trabajo en el futuro.

Lo que hoy podría tildarse de oportunismo, sin dudas será el mayor driver de la economía que está por venir, y debemos asegurarnos que la mayor cantidad de trabajadores del presente, tenga un lugar en ese futuro.

No es un detalle menor que todos los partos evolutivos que tuvo la humanidad a lo largo de la historia, crearon caos social sostenido.

Por un lado, los emprendedores de la vieja economía, reclaman apoyos al gobierno para adaptarse, por el otro lado la educación no logra metabolizar el cambio a tiempo.

En paralelo los trabajadores que detentan el conocimiento adoptan una posición de “elite” que aprovecha una demanda insatisfecha, sin generar lazos de pertenencia que los una a un proyecto, una idea o un horizonte común.

Pareciera que Pallotti, se enfrenta a un bocado más grande que su boca, para alcanzar un objetivo que parece obvio desde lo estratégico, pero es caótico en la práctica.

Los cambios sociales son problemáticos, no hablo de apoyar a las Pymes, ni de profundizar los beneficios a los trabajadores, ni de garantizar una educación equitativa para todos los argentinos.

Hablo de la necesidad de generar un cambio cultural profundo, que nutrido por los motores de innovación que genera la educación, que pueda contemplar un ecosistema justo.

Los empresarios

La cultura empresaria argentina, históricamente ha detentado una forma particular de hacer las cosas, que asusta, al ejecutivo promedio a escala global.

Desde lo creativo ha demostrado una capacidad de adaptarse fenomenal, pero desde lo formal, deja mucho que desear.

Los empresarios evaden cuanto pueden a nivel impositivo, pagan lo que sea por un negocio y se lamentan siempre, aduciendo que viven una época de vacas flacas.

La Educación

Las instituciones educativas, me refiero a las Universidades fundamentalmente, pero incluyo a todo el sistema educativo, se volvieron excesivamente humanistas en un mundo eminentemente matemático.

Demostraron que educar y adaptarse al cambio, son dos cosas totalmente diferentes, existe un “gap” importante entre lo que el mundo académico cree que es la economía del conocimiento, y lo que es en realidad.

Entender esta diferencia, es el precio que vamos a pagar por producir los recursos humanos que producimos y no los que deberíamos producir.

Todas las leyes evolutivas tienen un costado cruel desde lo humano, aquellos que tratan de evitar el camino de las piedras perecen, y los que transitan las dificultades, en muchos casos, tampoco sobreviven.

Pareciera un concierto dominado por el caos, pero en realidad es la transformación a una nueva cultura, propia de la sociedad del conocimiento.

No es un proceso que se pueda definir en un año, ni un lustro, ni una década, estamos recién dando los primeros pasos de un principio que culminará cuando tengamos el primer presidente nativo digital.

En el pasado he sido un crítico ácido de la labor del actual sub secretario, pero en la actualidad apoyo con fuerza su trabajo, intentando crear desde la comunicación, un faro que nos lleve al mismo objetivo.

Detesto los absolutismos, cuando habla la CESSI (Cámara del Software) critico su visión del mundo empresarial, pero dejo fluir lo positivo del activismo que realizan.

Los trabajadores

De igual forma cuando el sindicato de trabajadores, entra en conflicto con una empresa me pongo del lado del trabajador siempre, doy visibilidad al conflicto y dejo de publicar noticias de esa empresa por un largo tiempo.

Es responsabilidad de las empresas, evitar los conflictos y dar previsibilidad al mercado, como forma colaborativa de generar una marca nacional que nos beneficie a todos los argentinos.

Pero también critico cuando un empleado, se hace despedir de manera supina.

Soy un crítico histórico del sistema educativo, pero resalto que son los poseedores de la llave que nos abre la puerta del mañana, sin lugar a dudas.

Inclusive he dado difusión gratuita a las actividades del mundo del open source para tratar de equilibrar desde mi puesto, las oportunidades con el mundo privativo.

Curiosamente he dejado de lado al gobierno en este análisis, no por casualidad, creo que la meta y la necesidad superan la visión partidaria y humana, no es un funcionario, no es un partido político, es un país, son los trabajadores, es nuestro mercado.

El futuro va a realizar la selección natural, y los mezquinos van a desaparecer, la colaboración es la clave para adaptarnos a la nueva economía.

Fuente:

Argentina está en la lucha por transformar su matriz productiva tecnológica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.