Tecnología de la Semana: Energía solar para potabilizar agua

Un  invento argentino 100 %  sustentable

Dos investigadores del Conicet que viven en Salta presentaron su invento en la feria de tecnología “Innovar 2015”. Luis Saravia y Ricardo Caso llevaron a Tecnópolis su prototipo de generador de agua potable con energía solar. Fue presentado y  a poco de su presentación despierta gran interés por parte de las autoridades.

Saravia explicó que el equipo puede potabilizar hasta 30 litros de agua por día, destilándola primero y separándola de la parte contaminada después, lo que permite procesarla luego para volverla apta para su consumo.

Para destilarla usamos calor, y ese calentamiento que hace que una parte del agua se evapore se genera con energía solar”, precisó Caso.

Los especialistas se inscribieron en Innovar porque creen que lo que hacen puede interesar, como pasa en Salta, donde el dispositivo ya funciona en laboratorios que precisan agua destilada y en casas de familia también.

La utilidad del invento está dada por el hecho de haber muchas zonas en el país donde el agua no es potable por tener sal o arsénico, como pasa en nuestra provincia, “donde el agua tiene ese elemento que es cancerígeno“, contó Saravia.

La radiación solar permite que las sales queden concentradas en el fondo, que el agua evaporada se condense en la cubierta de vidrio y se escurra por allí.

Innovar es una feria de tecnología que se inició en 2005 y desde entonces busca estimular el desarrollo de emprendimientos, promover la transferencia de conocimientos y tecnología a productos y procesos que mejoren la calidad de vida de la sociedad y motivar el interés de los jóvenes por la ciencia, la tecnología y la innovación.

Para poblaciones más grandes, los investigadores también han desarrollado otro equipo de purificación de agua, más complejo, pero con mayor capacidad de producción. Este sistema obtuvo el primer premio en la categoría “Energías” de la edición 2015 del concurso Innovar, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. “Estamos perfeccionando el equipo. También es un sistema pasivo, que no necesita energía eléctrica ni mecánica y triplica la producción de agua del otro sistema”, apunta Franco.

Actualmente, los investigadores están finalizando un mapeo de las regiones de Salta que cuentan con agua de mala calidad, una situación que afecta especialmente a la zona del Chaco salteño. “Los próximos objetivos son, por un lado, terminar con este análisis de calidad de agua y de servicios, para ver dónde hace falta este tipo de tecnología. Y, por el otro, vincularnos con funcionarios del Gobierno provincial y de los distintos ministerios, para hacerles una devolución de la información recolectada y trabajar con ellos en las soluciones más adecuadas según las necesidades de cada región”, finaliza Franco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.