El «espacio Snoezelen» en los jardines de infantes.

El enfoque Snoezelen, se trata de un tipo de estimulación que parte de las necesidades básicas de los niños e incentiva su despertar sensorial.

La educación sensorial en los jardines de infantes se ha convertido en los últimos años en tema por demás interesante.  Muchos proyectos siguen el enfoque Snoezelen, un tipo de estimulación que parte de las necesidades básicas de los niños e incentiva su despertar sensorial. Este aprendizaje se trata de ir más allá de leer y escribir.

La palabra Snoezelen es una contracción de dos palabras en holandés: snuffelen –que significa “oler”- y doezelen– que quiere decir “relajar”-. Dicho concepto busca integrar en un solo término la idea de que el mundo despierta los cinco sentidos.

El método en cuestión pone los sentidos en el foco del aprendizaje de los más pequeños. Los sentidos son el medio para conocer el entorno y a sí mismos. En el mundo externo habitan una mezcla de sabores, olores, sonidos, colores y texturas que los órganos sensoriales ayudan a canalizar.

Muchas civilizaciones han utilizado la estimulación multisensorial (antiguo Egipto, celtas, godos, romanos, griegos, culturas orientales), todos ellos desde diferentes perspectivas: masajes, aromaterapia, música, colores, y han ido trabajando los sentidos, su estimulación y la relajación para conseguir bienestar y placer para la persona. Este enfoque educativo, utiliza estos principios aplicados al aprendizaje.

En Holanda, hacia fines de los años 70, se desarrolló todo el trabajo y la filosofía de intervención Snoezelen. Rápidamente se extendió a diversos países de Europa y también a Australia, Estados Unidos y Canadá. Más tarde, durante los años 90, este trabajo se difundió por el mundo y también a diferentes ámbitos: científico, terapéutico, de ocio y al educativo.

En las escuelas, el “espacio Snoezelen” es una sala en la que, los alumnos pequeños, pueden vivir una experiencia multisensorial desde el momento en el que entran. Este espacio buscadespertar los sentidos de los niños de forma divertida, mediante efectos sonoros, olfativos y luminosos. Esta es una manera eficiente y divertida para activar su cerebro a través de la experimentación desde edades tempranas. Un elemento clave en esta sala es la mesa de la luz, que permite trabajar con distintos elementos a través de su manipulación y experimentación.

Esta estimulación sensorial desarrollada a través de propuestas y experiencias en la Sala Snoezelen, tiene numerosas ventajas y beneficios para los pequeños alumnos. Los niños son animados a despertar los cinco sentidos mediante la experimentación, lo que a su vez anima a explorar e investigar por sí mismos. También favorece la comunicacióny gracias a la sensación de bienestar, los pequeños se relajan. Ayuda en el desarrollo de latoma de decisiones y el autocontrol y facilita la concentración. Fomenta el reconocimiento de uno mismo y de los compañeros, lo que favorece una interacción más fluida. Además de todos estos beneficios, la estimulación multisensorial ayuda a entender lo que se siente, lo que provocan los estímulos y cómo se reacciona a ellos.

Redacción
Redacción
Periodista / Asesor de Prensa & Difusión / Director Periodístico Tecno & Medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.