(Fuente) Por Sofía Contreras para la Nación                                     

Si vienen siguiendo las columnas que escribí durante 2018 puede que ya se hayan dado cuenta de un tema que se repite en cada historia. Es algo que de a poco se está instaurando en nuestra vida aunque no nos demos cuenta, y es el uso e impacto cotidianos de la Inteligencia Artificial (IA). La repetición de la temática no es casualidad: en la última década, el concepto de inteligencia artificial pasó de ciencia ficción a convertirse en una parte crítica del desarrollo humano. Aunque actualmente aún nos siga pareciendo un término muy abstracto y difícil de bajar a lo cotidiano, la realidad es que un día la IA se convertirá en otro hilo permanente en el tapiz de nuestras vidas, tal como lo hicieron Internet, la electricidad y el motor de combustión en el último siglo. Todavía no llegamos a ese momento pero, por lo menos por la próxima década, se esperan avances asombrosos, junto a nuevos descubrimientos y grandes cambios en nuestras vidas. Preparémonos, porque la IA va a cambiarlo todo.

Una oportunidad para los emprendedores

El avance en el desarrollo de tecnologías e investigaciones vinculadas a la IA no solo trae consigo oportunidades para solucionar los problemas más importantes del mundo, sino que otorga a quienes quieran emprender y desarrollar nuevos productos y servicios un factor que cambia el juego. Como menciona Kai-Fu Lee, ex investigador y tecnólogo de la NLP, en su último libro Superpoderes de IA, “Gran parte del trabajo difícil pero abstracto de la investigación de IA ya se ha realizado, ahora es el momento para que los emprendedores se arremanguen y hagan el trabajo sucio de convertir los algoritmos en negocios sostenibles.”

A nivel mundial, la fase de implementación ya comenzó, no sólo en gigantes como Amazon, Facebook y Google, que usan sistemas de IA para interactuar con nuestros teléfonos y parlantes con asistentes como Siri, Alexa y Cortana; o Tesla con autos que interpretan y analizan su entorno para conducirse a sí mismos inteligentemente, sino en emprendimientos que están adaptando sus desarrollos y modelos de negocios para que estén atravesados o dirigidos por Inteligencia Artificial. Cada industria en la que podamos pensar está o podría experimentar un gran cambio gracias al uso de IA.

Viajes

En la industria de viajes vemos el surgimiento de asistentes virtuales basados en inteligencia artificial y deep learning que ayudan en todo el proceso de planear, reservar y disfrutar un viaje. Desde las reservas, hasta recordatorios de check-in y resolución de problemas en el viaje, aplicaciones como Mezi -que recientemente fue adquirida por American Express- se encargan de toda la experiencia a través de su asistente virtual que funciona sobre una interfaz al estilo Whatsapp. ¿Estás de viaje y necesitas saber cuál es la mejor zona para comer en Buenos Aires? Preguntale a Mezi; si te gusta lo que te recomienda pedile que te haga la reserva y hasta que pague por adelantado. Toda la experiencia y soluciones, en un solo lugar, gracias a inteligencia artificial.

Lo interesante de los emprendedores detrás de Mezi, es que en lugar de depender de la inteligencia artificial de IBM Watson u otros proveedores, usaron investigaciones y desarrollos para armar sus propios sistemas de procesamiento de lenguaje y aprendizaje profundo -deep learning- para que su aplicación pueda conversar con los usuarios y filtrar tres opciones que satisfagan sus necesidades cada vez que hacen una solicitud.

Salud

Uno de los grandes mercados verticales donde la inteligencia artificial puede ayudarnos a mejorar significativamente nuestra vida es en el sector salud. Tomando sólo de ejemplo el tiempo que pasa desde que nos percatamos que tenemos una erupción en la piel hasta que -luego de conseguir un turno, asistir a la doctora, pedir estudios, sacar otro turno para hacernos el estudio, retirarlo, sacar otro turno para que la doctora lo analice- tenemos una respuesta o comenzamos un tratamiento. En el rubro salud encontramos aplicaciones como K Health, desarrollada por emprendedores de Israel, que al aprender de la experiencia de más de 10.000 médicos y millones de casos reales utilizan Inteligencia Artificial para proporcionar a los usuarios información y consejos sobre cómo manejar mejor sus condiciones médicas.

Por ejemplo, si un usuario registra una consulta sobre su presión arterial elevada, la aplicación utiliza esa información en combinación con el sexo, la edad y los datos de más de mil millones de fuentes verificadas, para brindar posibles explicaciones sobre por qué puede estar experimentando esos síntomas. Al mismo tiempo que realiza sugerencias sobre el mejor curso de acción, como ir al médico inmediatamente.

Desde la perspectiva del negocio, K no es solo una herramienta dirigida únicamente a los pacientes. Los médicos tienen una gran ventaja. La herramienta funciona como un activo extremadamente útil para los profesionales médicos, ya que un recurso de este tipo brinda a los médicos información más rápida sobre los síntomas informados de un paciente, lo que acelera el proceso de atención y diagnosis. El incremento del uso de esta app en un área específica podría impactar en descongestionar guardias repletas de personas con horas de espera consultando por síntomas de “código verde” como resfríos, que podrían ser resueltos desde el hogar con la ayuda de K.

Estilo de vida

En el último año, Tik Tok (la app china para crear y compartir videos de corta duración) se posicionó en el mundo como la app más descargada; dentro de las funcionalidades más destacadas de TikTok se mencionan sus filtros, la rapidez del contenido y los desafíos a otros usuarios; pero lo que no se menciona generalmente es que TikTok es una plataforma que depende de inteligencia artificial para funcionar. Otro detalle poco mencionado es que TikTok es parte del grupo de ByteDance, fundada en 2012 por Zhang Yiming a los 29 años. ByteDance vale más de USD $75 mil miillones y es reconocida como una empresa líder en tecnología de IA. Su éxito puede atribuirse en gran parte a los algoritmos de aprendizaje automático que brindan contenidos personalizados a sus usuarios en plataformas como TikTok, Toutiao, BuzzVideo, Hypstar, entre otros.

FUENTE: Diario La Nación

Matias Gonzalez
Matias Gonzalez
Periodista / Asesor de Prensa & Difusión / Director Periodístico Tecno & Medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *